Archivos de la categoría Control del estres

Tiempo del servicio

El peluquero y su cliente canino necesitan un ambiente relajado y el tiempo suficiente para desarrollar su labor con calidad y seguridad. Las prisas no son buenas en nuestro trabajo, esta es una actividad muy delicada que requiere concentración y control.
El profesional es siempre quien debe calcular el tiempo necesario del servicio teniendo en cuenta la dificultad tecnica, el estado del pelo, el caracter del animal y otras circunstancias particulares. Exigir un tiempo reducido solo genera una tensión que puede quedar reflejada en la calidad y la seguridad en el servicio.
Como clientes siempre deberíamos desconfiar de aquellos supuestos profesionales que basan su servicio en un tiempo extremadamente reducido y unas tarifas bajas que definen una forma de ver la peluquería canina basada mas en la cantidad que en la calidad, seguridad y trato positivo de los servicios que ofrecen.

Causas de estrés en peluquería canina

1  Separación
La separación del dueño especialmente en la entrada procuce angustia a muchos perros.
2  Entorno amenazante
La peluquería es un  entorno extraño para un perro y es fecuentemente confundida con la consulta veterinaria.
3  Ruido
La maquinaria empleada en peluquería, especialmente los secadores producen altos niveles de contaminación acústica que resulta muy molesta para los perros.
 
4  Calor
Los secadores y otra maquinaria usada en peluquería canina elevan la temperatura especialmente en verano y la temperatura elevada aumenta considerablemente el estres en perros y humanos.
5  Concentración
Las dimensiones de los salones de peluquería propician la concentración y la falta de espacio propio lo que resulta muy molesto para un perro.
6  Encierro
La espera antes y despues del servicio genera a algunos perros la sensación de abandono.

7  Carencia de formación especializada
La falta de formación especializada en peluquería, cuidado y comportamiento canino favorece el manejo o trato incorrecto.

Señales

Cuantas veces durante un servicio de peluquería hemos observado comportamientos repetitivos que entorpecen nuestro trabajo y que incluso podemos llegar a pensar que lo hacen a propósito para molestar.
Los mas comunes son:

·Girar la cabeza
·Girarse o dar la espalda
·Lamerse el hocico
·Inmovilizarse
·Realizar movimientos lentos
·Colocarse en posición de juego
·Sentarse
·Echarse
·Bostezar
·Olisquear
·Interponerse
·Mover la cola
·Jugar como cachorros
·Intentar hacerse mas pequeños
·Lamer la boca del otro
·Cerrar los ojos
·Pestañear
·Chasquear los belfos
·Levantar las patas delanteras

¿Realizan los perros estos comportamientos de forma aleatoria o intentan decirnos algo?
Intentan tranquilizarse y tranquilizar ante una situación que no controlan y les produce angustia.

¿Cual debería ser nuestra reacción ante este mensaje de calma?
Evidentemente con calma, trasmitiendo seguridad y control de la situación.
Una respuesta equivocada al mensaje o la incomprensión del mismo acentúa la inseguridad, ansiedad y miedo del perro.