Archivos de la categoría Formación

Quiero ser peluquer@ canin@. La preparación previa.

Estás decidido a ser peluquero canino y entiendes que es una actividad muy especializada que requiere una formación previa y comienzas una búsqueda que te permita seleccionar un centro o un profesional que te proporcione los conocimientos teóricos y las practicas que te permitan prepararte para tu inserción en el apasionante mundo de la peluquería canina profesional.  

En el pasado resultaba una misión imposible encontrar un sitio donde aprender, era un tiempo en el que los conocimientos eran escasos y atesorados con celo y mucho misterio entre los peluqueros caninos que solían ser además criadores y participantes en exposiciones de belleza y la única forma de aprender consistía en la imitación de lo se conseguía observar lo que resultaba un método lento y poco eficiente para llegar a convertirse en un buen profesional.

Ahora la oferta de formación es enorme y resulta un problema decidir entre tantas y tan diversas posibilidades. Y es que al tratarse de una formación no reglada no tienes la garantía de que los contenidos y las prácticas sean los mismos en todas las ofertas formativas por lo que te tienes que arriesgar o guiarte por  las referencias de anteriores alumnos.

Las principales opciones que tienes a tu disposición consisten en:
-Centros multiformación que ofrecen cursos de muy distintas actividades entre las que se encuentra la peluquería canina.

-Peluquerías caninas que complementan su actividad con la realización de cursos.
Y como formación complementaria y especialización se organizan por todo el país una gran cantidad de seminarios y eventos formativos a cargo de profesionales de reconocido prestigio.

La duda que te asalta a la hora de elegir el camino de tu formación es ¿cual de estas alternativas resultará la adecuada?
La respuesta resulta difícil aunque sería muy recomendable que antes de inscribirte o firmar ningún tipo de contrato contrastaras las distintas ofertas y solicitaras información sobre las características del curso al centro o al profesional que estará a cargo de tu aprendizaje.


Este es un paso muy importante en tu camino profesional ya que de esta elección dependerá tu preparación para tu posterior incorporación al mercado laboral o el éxito de tu aventura como empresario en el sector de la higiene y cuidado de perros y gatos.
Una formación incompleta será un obstáculo en tu carrera que deberás subsanar mas tarde si pretendes realizar tu trabajo con la suficiente garantía y calidad en el servicio.

Debes tener en cuenta que en la nuestra como en las demás profesiones la formación es continua,  siempre habrá algo nuevo que aprender y mejorar pero eso es lo que hace que independientemente del tiempo que lleves ejerciendo puedas mantener la misma pasión por lo que haces y la satisfacción de conocer y aplicar el procedimiento adecuado a cada caso o servicio que realices.






PROXIMA ENTRADA: Quiero ser peluquer@ canin@. ¿Soy profesional y ahora que?.


Quiero ser peluquer@ canin@. El inicio de la carrera.

Un día, influenciado por los anuncios que te ofrecen el acceso a una profesión de gran futuro y que coincide con una de tus mayores aficiones, los animales y su cuidado, o tal vez invadido por la imagen del peluquero de tus mascotas, una persona que realiza una actividad en apariencia fácil y cómoda y además gana, según tu apreciación, una pequeña fortuna decides que ha llegado el momento de dar un giro en tu vida o iniciar el camino que sin duda te llevará a disfrutar de una apasionante y a la vez rentable profesión.

En parte no te falta razón ya que la mayoría de las personas que nos dedicamos a la peluquería canina y felina nos consideramos unos afortunados por realizar una labor que nos proporciona muchas satisfacciones al tiempo que nos permite obtener unos ingresos.

La cuestión que deberías plantearte en primer lugar es que esta es una actividad vocacional, altamente especializada, que requiere un esfuerzo físico diario y que en realidad no está suficientemente bien compensada económicamente. 

Una actividad que resulta muy gratificante cuando la formación recibida y las condiciones laborales son las adecuadas pero que puede resultar muy ingrata y quemar rápidamente la vocación de muchas personas cuando las condiciones no les permiten desarrollar su profesión en la forma que quisieran.

Una vez te has decidido a iniciar tu carrera en el apasionante mundo de la peluquería canina tienes dos opciones, acceder directamente al mercado laboral con la idea de ir aprendiendo con la práctica o iniciar la búsqueda de un centro de formación o de un profesional que acceda a proporcionarte los conocimientos mínimos necesarios.

En este momento comienzas una carrera de obstáculos en la cual te enfrentarás a un camino repleto de trampas, una carrera cuyo éxito o fracaso dependerá de tu esfuerzo e ilusión, de las decisiones tomadas en cada momento y de los profesionales que orienten tu camino.

Iniciar esta actividad sin la necesaria y mínima formación previa para el puesto que vas a ocupar es el principal error de partida. Las ganas por comenzar y la falsa consideración de que cualquiera, por el hecho de cuidar de sus mascotas, está capacitado para ejercer profesionalmente puede llevarte a responder a unas de esas ofertas laborales de algunos centros no especializados que ofrecen como complemento servicios de peluquería canina. El trabajo en este tipo de establecimientos se basa exclusivamente en la rentabilidad del servicio, la consideración profesional del peluquero canino es escasa o nula, los servicios que se ofrecen son inadecuados e incluso en muchas ocasiones podrían ser considerados como malas prácticas profesionales y la posibilidad de adquirir formación es muy escasa debido a la insuficiente preparación y capacitación del personal.

Esta es la primera trampa que encontraras en tu camino, una trampa fácil de evitar si consideras previamente la necesidad de recibir formación previa a tu integración en el mercado laboral.

Te informas y decides seleccionar un centro formativo y te encuentras que esta es una actividad con una formación no reglada.

¿QUÉ ES LA FORMACIÓN NO REGLADA?
Es toda la educación que se sitúa al margen del Sistema Educativo Oficial, por lo que sus títulos no son oficiales (o lo que es lo mismo, no conducen a la obtención de un título oficial).
Este tipo de formación se caracteriza por:
– Ofrecer mayor libertad para desarrollar planes educativos más variados, como ocurre con los cursos de especialización impartidos por universidades, academias, centros de estudios privados.

– Englobar aquellas enseñanzas, aprendizajes, cursos, seminarios… de diversas temáticas que se hacen para iniciarse, especializarse, o bien como hobby o para ampliar conocimientos.

PROXIMA ENTRADA:  Quiero ser peluquer@ canin@. La preparación previa.

Formación

 
La peluquería canina es una actividad altamente especializada que se mantiene al margen de la regularización existente en otras actividades profesionales.
El peluquero canino debe ser experto en las tres materias que fundamentan su profesión.
 
El trato
Debe ser especialista en el comportamiento del perro y en mantener un estado de calma y una capacidad de observación que le permita comprender el estado mental del animal a su cuidado y trasmitir la confianza necesaria para que la sesión se desarrolle sin traumas. Los peluqueros usamos herramientas cortantes y necesitamos conseguir en el perro un estado en el que permanezca mas o menos inmovil durante un tiempo a pesar de sus ganas de huir o incluso agredir para evitar una situación que a menudo le resulta incomoda e inútil.
La teoria
Debe conocer mediante el aprendizaje la esencia artística de su profesión y su relación con la escultura, la morfología y características propias del arreglo de multitud de razas caninas y un temario extenso que abarca la cría y exposición, la cosmética aplicada al perro, las características de la piel y el pelo del perro, los parásitos, conocimientos de dermología canina, alimentación, e incluso el trato al cliente.
La técnica
Debe estar familiarizado, cuidar y manejar correctamente con seguridad y ergonomía el instrumental propio de la peluquería canina y conocer las distintas técnicas aplicadas al mantenimiento y arreglo del pelo del perro .
Podríamos añadir que ademas esta obligado a mejorar continuamente las materias anteriores mediante un contínuo reciclado y puesta a punto de sus conocimientos en seminarios o cursos especializados.
Un peluquero canino no debería realizar ninguna tarea para la que no ha recibido la correcta formación, la nuestra es una profesión que implica un cierto nivel de riesgo para nuestros clientes y es una autentica temeridad y un desprecio hacia el animal confiado a nuestro cuidado la realización de un servicio para el que no se está debidamente capacitado.

A pesar de la especialización y los peligros inherentes al servicio a nivel oficial no se exige ninguna preparación o formación previa al desarrollo de la actividad por lo que pocas veces podemos estar seguros de las manos en las cuales depositamos nuestra confianza para el cuidado de nuestro compañero.