Comunicación

Las peluquerías caninas son aún sin pretenderlo entornos en los que determinados factores producen inseguridad a los perros que las visitan. Los perros en la peluquería emiten frecuentemente señales con las que pretenden calmarse y trasmitir calma a quienes les rodean.
Los peluqueros caninos dederíamos ser especialistas en interpretar dichas señales realizadas con la cara o expresión facial, movimiento de orejas, sonidos y otros movimientos del cuerpo.
La ignorancia o el desprecio hacia ese intento de comunicación genera en los perros una sensación de desamparo y un considerable aumento de la angustia.
Por el contrario, la atención y comprensión de estos gestos propicia una comunicación que relaja, conforta y genera confianza mutua.

Deja un comentario